Paseo de la Castellana, 90 - 28046 Madrid|Llámanos (+34) 91 564 32 94|

Concurso de Acreedores

Asesoramiento jurídico y económica del procedimiento concursal

Si tu empresa se encuentra en una situación de insolvencia y te has visto obligado a abrir un concurso de acreedores, en Lawyers & Accountants podemos y queremos ayudarte, ya que estamos especializados en derecho concursal, y nos encargaremos de informarte y asesorarte, así como de toda la gestión, garantizando el cumplimiento del artículo 2.1 de la Ley Concursal.

Disponemos de un amplio equipo de abogados especializados en concurso de acreedores en Madrid, los cuales se encargarán de gestionar el concurso en su totalidad, simplificando y agilizando todos los trámites correspondientes, que te permitirán ahorrar tiempo, reducir los costes y cumplir con los plazos establecidos.

Si buscas un abogado concursal, en Lawyers & Accountants te ofrecemos un servicio de gestión integral de concursos de acreedores. Contacta con nosotros.

 

¿Qué son los concursos de acreedores?

 

Cuando una empresa se encuentra en situación de insolvencia, los concursos de acreedores pueden ser la mejor opción para continuar con la actividad empresarial, sin que las deudas sean un impedimento para ello, permitiendo así que vuelva a ser viable en el futuro, o para poner fin a la actividad empresarial de la manera adecuada.

 

Se trata de un procedimiento jurídico cuyo objetivo es solucionar los problemas de insolvencia y/o falta de liquidez, permitiendo el cobro de los acreedores correspondiente a las deudas impagadas, y buscando las soluciones más adecuadas para no llevar un negocio a la quiebra.

 

El concurso concursal es aplicable a todo tipo de negocios:

 

  • Personas físicas y/o jurídicas.
  • Trabajares autónomos por cuenta propia.
  • Pequeñas, medianas y grandes empresas.

 

El concurso de acreedores debe solicitarse a un juez, cuando, tal y como establece la Ley Concursal, un negocio no pueda cumplir con sus obligaciones crediticias, debido a que está atravesando serias dificultades económicas. A la vista de la documentación presentada, el juez decidirá si concede el concurso.

 

Cuando se haya presentado el concurso, el juez suspende inmediatamente todos los pagos que deba realizar la empresa, y congelará los intereses asociados a las deudas, mientras dure el concurso.

 

Así mismo, será el juez el que toma las riendas de la empresa, delegando su control en unos administradores concursales (abogado, auditor o economista, y representante de los acreedores).

 

Tipos de concursos de acreedores

 

Concurso de acreedores voluntario

 

Hablamos de concurso de acreedores voluntario, cuando es la propia empresa insolvente la que realiza la solicitud de manera voluntaria.

 

La solicitud deberá realizarse dentro de los dos meses siguientes a la fecha en la que se detecta el problema de insolvencia, tal y como dicta la Ley Concursal, ya que de lo contrario podría ser sancionada e incluso imputada penalmente. Para ello, se deben presentar los siguientes documentos:

 

  • Documentos contables.
  • Relación de acreedores.
  • Memoria de causas que han motivado la insolvencia.
  • Relación de bienes y derechos que posee.
  • Propuesta de viabilidad.

 

Concurso de acreedores necesario 

 

Si en cambio la solicitud la realiza uno de los socios o acreedores, se denominará concurso de acreedores necesario. En este caso, el juez se encargará de tramitar la solicitud, siendo él el que decidirá si finalmente se lleva a cabo.

 

En este tipo de concurso, la solicitud debe estar fundamentada en los hechos que demuestren el incumplimiento de obligaciones generalizado por parte de la empresa.

 

Fases del concurso de acreedores

 

Evaluación de la situación

 

Los administradores determinarán el valor del conjunto de bienes y derechos de la empresa, los cuales pueden ser destinados a satisfacer a los acreedores, en un plazo de dos meses.

 

Solución del proceso

 

El concurso de acreedores cuenta con dos tipos de finales distintos:

 

  • Realizar un convenio de acreedores:

 

Se pacta un acuerdo con los acreedores para reducir el importe de la deuda y aplazar los pagos, para facilitar su viabilidad.

 

  • Liquidación de la sociedad:

 

Tiene lugar cuando no se puede llegar a un acuerdo con los acreedores, no se cumple el convenio o la empresa desea la liquidación. En este caso, la ley establece un orden de preferencia para cobrar, protegiendo a los trabajadores más débiles.

 

El concurso se declarará fortuito o culpable. En caso de culpabilidad, habrá efectos legales para el empresario, como la inhabilitación para administrar empresas o el pago de indemnizaciones.

 

En Lawyers & Accountants cuidamos de tu patrimonio y buscamos las mejores soluciones

 

Si tu empresa se encuentra en situación de insolvencia y estás valorando la posibilidad de solicitar un concurso de acreedores, en Lawyers & Accountants te asesoraremos para encontrar la mejor solución para salvaguardar tu patrimonio, y evitar así la responsabilidad personal tanto de socios como de administradores.

 

Estamos especializados en derecho concursal y en el registro de concursos, y un abogado concursal tratará tu caso en particular, de manera personalizada y con total profesionalidad, encargándose de la gestión del concurso para obtener las mejores soluciones para ti y para tu negocio, y cumplir con lo establecido en la Ley Concursal actual.